Jul 13, 2011   |   Por    |    Software

Guardar en la nube ahora es más fácil

 

Aunque ya se hablado mucho sobre cloud y las diferentes plataformas (BOX, FILEDEN, DROPBOX, etc.) que ofrecen servicio de almacenamiento en la nube, para algunos usuarios todavía sigue siendo difícil acceder a dichos servicios, ya que muchos de ellos son pagados o simplemente poco conocidos.

Pero ¿qué hay de aquellas opciones gratuitas y que están alcance de cualquiera que tenga una cuenta de correo  en Gmail o Hotmail? En esta nota presentamos los complementos más prácticos a la hora de almacenar o sincronizar nuestros archivos TI en la nube.

En primer lugar encontramos Skydrive Explorer, se trata de una herramienta diseñada por Microsoft para facilitar la administración de los archivos guardados en la nube, desde el escritorio del computador. Basta con descargar e instalar el programa, luego aparece un ícono denominado SDExplorer, al dar click allí nos conduce a una ventana idéntica a la de inicio del Messenger de Windows Live, allí colocamos nuestra dirección de correo y clave y automáticamente accedemos a un disco virtual gratuito de 25GB. 

Ésta opción es muy práctica ya que tiene exactamente las mismas funciones que un disco duro normal. Podemos guardar, quitar, modificar, cambiar el nombre de archivos, organizar carpetas, etc. Cualquiera que tenga una cuenta de Windows Live puede acceder a este servicio. En principio, las carpetas originales de Skydrive son Mis Documentos, Público, Favoritos y Favoritos Compartidos; sin embargo, cada usuario puede agregar nuevas carpetas de acuerdo a sus necesidades. 

Para cargar los archivos simplemente se selecciona el elemento en la ubicación en que se encuentre y se arrastra hacia el sitio deseado en SDExplorer. 

La segunda opción es un complemento denominado StorageClouds.me. Fácilmente podría ser considerada como la herramienta más completa en materia de almacenamiento, ya que integra el propio escritorio del usuario, Skydrive, Facebook, Twitter, Google Docs, Box .net, Dropbox, Slide Share  y Taskker (es decir, la mayoría de plataformas de storage) en un solo sitio.

Tiene un interfaz muy amigable pues solo se ancla como una pestaña más en el menú de Office. Para gestionar los archivos basta con dar click en el botón Upload (cargar) de cualquiera de las plataformas mencionadas. Luego, el complemento despliega una ventana en donde nos pide el usuario y la clave de nuestra cuenta en la plataforma seleccionada y listo, automáticamente accedemos a nuestra bóveda de almacenamiento en dicha plataforma. Una de las principales ventajas de este recurso es que podemos cambiar de plataforma y cuenta cuando necesitemos.

 

Pero si lo queremos es una opción más silenciosa tal vez nos convenga ir por el lado de Google Cloud Connect. Ésta es una herramienta diseñada por Google que facilita almacenar, sincronizar y compartir archivos de Microsoft. 

Luego de la descarga, la barra del complemento aparece directamente bajo el menú de Word, Excel o Power Point. El siguiente paso es registrar nuestra cuenta de Gmail en la opción de configuración de la barra y simplemente procedemos a trabajar el documento; al guardarlo en nuestro equipo se guarda también en Google Docs y se modifica en ambos sitios cada vez que volvamos a guardarlo.

Google Cloud Connect también elimina la molestia de enviar archivos adjuntos para que otros los modifiquen. Esta herramienta crea un enlace que conduce al documento para que cualquier usuario autorizado por nosotros lo modifique. Para ello, hay que dar click en compartir y automáticamente se envía un correo electrónico con el enlace; así, inclusive varios usuarios pueden modificar el documento al mismo tiempo. Y si lo que te preocupa que alguien haga un cambio que no te gusta, Google Cloud Connect guarda una copia con cada una de las versiones guardadas. 

Otra de las ventajas de este recurso es que permite trabajar sin conexión. Cuando esto ocurre los cambios se guardan la siguiente vez que tengamos acceso a internet.

Con estas herramientas, el pretexto para no guardar en la nube desaparece, simplemente hay que decidir cuál de ellas se ajusta mejor a nuestras necesidad y empezar a usarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *