Sep 6, 2018   |   Por    |    Comunicación

Influenciadores también están en Quito

Las celebridades y los líderes de opinión nacen y se hacen visibles en las redes sociales de la ciudad.
Se destacan por sus publicaciones, su estilo de vida y el número de seguidores que tienen en sus redes sociales. Se los conoce como influenciadores (influencers en inglés) y los han catalogado como celebridades de Internet. A pesar de que su rol apareció ya hace algunos años, han tomado fuerza en el marketing digital. En el mundo, se les ha dado una atención particular. Este año, la revista Forbes publicó una lista de los influenciadores que despuntaron en 2017. Hay 12 categorías con representantes de todo tipo: músicos, actores, jugadores y hasta mascotas.

Esta tendencia también se refleja en Ecuador. La promoción de productos a través de influenciadores se ha vuelto una práctica común, asegura José Rivera, consultor de Comunicación y Marketing Digital. En esta dinámica, quienes hacen publicidad de marcas se convierten en una vía de comunicación directa entre las empresas y los consumidores. Rivera explica que los influenciadores se comprometen a enviar cierto número de mensajes en sus cuentas de redes sociales a cambio de un pago.

Los contratos de cientos y miles de dólares anuales, depende de la estrategia de la marca. En Quito, según Rivera, quien maneja la empresa de marketing digital Tikinauta, dice que las empresas ya contemplan un presupuesto para influenciadores. “Es rentable para ambas partes”.

Dependiendo del tipo de campaña, los expertos seleccionan cuidadosamente a los influenciadores que pueden servirles. “Desde 2.000 seguidores en adelante se considera que una persona tiene influencia”. A continuación, presentamos a influenciadores locales que apuntan a diferentes nichos de mercado. (PCV)

k.a.gentleman (17,4 mil seguidores)

Quienes están en ‘la onda’ a la hora de vestir saben que k.a.gentleman es un blog creado por Keny Alava, un publicista de 24 años. Su gusto por la moda le llevó a incursionar en este mundo una página en la que desde hace dos años publica ideas de ‘outfits’ para hombres. Su comunidad  actualmente está conformada por 17,4 mil seguidores.

En su página maneja dos tipos de contenidos. Publica ideas de tendencias mundiales de moda que encuentra en Internet, con su respectiva mención; y también produce contenido propio en el que expone sus ideas.

Mientras que su comunidad crece, se vuelve más selectivo con lo que publica. Dice que antes de postear algo primero analiza si puede tener potencial o no. En su caso, hay marcas que le han buscado pero su intención es seguir manejando su cuenta como blog y no como algo tan publicitario. Sus seguidores suelen escribirle buscando consejos para sus outfits y con algunos mantiene una amistad. Considera que “gracias a ellos existe la página”.

PROPUESTA. La máscara es uno de los elementos que constituye el personaje de El Hombre azul. Foto: el hombre azul.

El hombre azul (7.436 seguidores)
Es una cuenta anónima. Su creador da vida a ‘El hombre azul’, un artista y compositor de música conceptual. Su propuesta es difundir canciones con elementos teatrales y representaciones visuales con un mensaje filosófico. Al momento tiene 16 canciones que giran alrededor de la historia de su personaje y cómo llegó a ser azul.

Su cuenta de Instagram existe desde septiembre de 2017 y su base de seguidores creció rápidamente. Su creador considera que fue el resultado de sus publicaciones en las que hace preguntas existenciales y juega mucho con la idea del ego, especialmente a través de otros personajes como un insecto llamado Zaru. Según él, ‘El hombre azul’ se ha humanizado con sus seguidores quienes le hacen preguntas constantemente. Aunque no se considera un influenciador, dice que por los comentarios que ha recibido su mensaje sí ha llegado a otras personas.

 

 

PAISAJE. La Virgen de El Panecillo es uno de los lugares icónicos que se resaltan en el blog Quito in trend. Foto: Quito in trend.

Quito in trend (5.542 seguidores) 
Liz Mosquera, una periodista de 24 años y David Viteri, un arquitecto de 25 años ,crearon la página Quito in trend. Tiene el objetivo de incentivar el turismo interno en la ciudad. Desde su creación en agosto de 2017, se consolidó su base de seguidores, en Instagram. En tres meses obtuvo cerca de 4.000 seguidores.

Su crecimiento ha sido orgánico, han aplicados consejos básicos de manejo de cuentas como los  hashtags. La mayoría del contenido es propio, pero también han abierto un espacio a personas que aportan con fotografías. El contacto con las marcas empezó desde el tercer mes. Algunos restaurantes se interesaron en la página, los invitaron a un evento de Copa Airlines y al desfile de modas Le Fashionist.

En el caso de Mosquera, opina que su profesión se relaciona con sus cuentas en redes sociales porque constantemente está investigando lugares y contando historias. Para ella, ser influenciador “depende mucho de los objetivos que tengas, si el objetivo es volverte una celebridad posiblemente lo consigas” –dice– pero en este momento lo que ellos buscan es mostrar los rincones de Quito a través de imágenes.

PERSONALIDAD. Las publicaciones de Estefanía Sotomayor también se enfocan en estilo de vida. Foto: Estefanía Sotomayor.

Estefanía Sotomayor (6.490 seguidores)
El blog de Estefanía Sotomayor se destaca por sus publicaciones de moda para mujeres. En su cuenta de Instagram comparte su pasión por el estilo y las tendencias. Su comunidad en Facebook la tiene desde hace seis años y su blog hace siete.

Su estrategia durante tres años ha sido el posicionamiento de sus contenidos a través de hashtags y la promoción de algunas fotos. Su blog comenzó siendo únicamente de moda y poco a poco incursionó en otros temas de estilo de vida como: belleza, tips o cosas de la familia.

Siempre está pendiente de las cifras de sus páginas para medir el éxito de sus publicaciones. Es periodista, por lo que considera que escribir sobre moda e investigar sobre tendencias son temas que van de la mano con su profesión. La primera marca que la contactó lo hizo cuando tenía 1.500 seguidores.

 

 

Contexto Original 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *