Jun 21, 2018   |   Por    |    Telecomunicaciones

La adicción a los videojuegos confluye en un trastorno mental, según la OMS

El debate sobre los videojuegos empezó a finales 2017. Ahora la Organización Mundial de la Salud (OMS) a través de un boletín de prensa declaró que existen tres condiciones para considerarse un adicto a los videojuegos. El trastorno se define como un patrón de comportamiento frente a los videojuegos, ya que algunos usuarios llegan a extremo de dejar de lado otras responsabilidades, como el estudio, trabajo o las relaciones personales y familiares por pasar horas frente a las consolas.

Según la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE) , el desorden se relaciona con la insuficiencia de actividad física, una dieta poco saludable, falta de sueño, comportamiento agresivo y depresión. Estas son las tres condiciones para evaluar el caso de enfermedad mental:

Existen 3 condicione para enmarcar la adicción como trastorno mental

  1. Pérdida del control sobre el juego. Esto quiere decir que la persona no puede limitar la cantidad de horas que pasa desempeñando esta actividad ni con qué frecuencia lo hace.
  2. Priorizar el juego por sobre cualquier otra actividad. En una persona adicta, el juego se impone sobre el resto de los intereses y actividades diarias, que quedan relegadas a un segundo plano.
  3. Continuación o aumento del juego . Aunque el jugador se vea afectado de forma negativa por este comportamiento, continúa jugando o incluso aumenta la frecuencia y la cantidad de tiempo en que lo hace.

La CIE-11, que se viene elaborando desde hace más de 10 años, contiene mejoras significativas con respecto a las versiones anteriores. Por primera vez es completamente electrónica y tiene un formato mucho más fácil de usar. Asimismo ha habido una participación sin precedentes de los trabajadores sanitarios, que han asistido a reuniones de colaboración y han presentado propuestas. El equipo de la CIE en la sede de la OMS ha recibido más de 10 000 propuestas de revisión.

Los expertos aseguran que las adicciones a las tecnologías como el uso abusivo de las redes sociales o del teléfono móvil  son cada vez más frecuentes en los centros psicológicos y en un futuro se estudiará si son o no, un trastorno mental.

Para mayor información visite

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *