Ago 30, 2018   |   Por    |    Telecomunicaciones

Más de dos mil emprendimientos colaboran con grandes empresas en Latinoamérica

Más de dos mil startups están vinculándose con grandes empresas en Latinoamérica, según el primer Reporte de Tendencias y Desafíos del Corporate Venturing en América Latina, realizado por el centro de estudios de innovación y emprendimiento latinoamericano Prodem con apoyo de Wayra y Telefónica. La investigación muestra que Brasil lidera el ranking de relacionamiento entre corporaciones y startups, con 64 iniciativas, seguido de Chile con 28, México con 24, Argentina con 23 y Colombia con 11.

“El estudio revela que en la región hay al menos 155 grandes empresas haciendo Corporate Venturing, un modelo que combina los esfuerzos internos de innovación de las corporaciones con herramientas de innovación abierta para trabajar con terceros, en este caso startups”, según explica Johanna Harker, Directora de Wayra Colombia.

Telecomunicaciones y tecnología, entre las principales industrias del Corporate Venturing

De acuerdo con el reporte, las grandes compañías que se están relacionando con empresas emergentes pertenecen principalmente a los sectores de e-commerce y tecnología (18,4%), seguros y servicios financieros (16,2%) y empresas de telecomunicaciones (11,8%), pero los sectores productivos más tradicionales ya están también avanzando en la materia.

“El fenómeno es aún muy joven en Latinoamérica, pero ha crecido rápidamente en los últimos años. Detectamos que no está ligado únicamente a las grandes firmas tecnológicas internacionales, sino que hay grandes empresas locales vinculádose a empresas digitales en etapas tempranas, porque muchas veces encuentran en estas alianzas vías más rápidas y eficientes para innovar, sobre todo en aquellos aspectos en los que las grandes corporaciones son menos ágiles”, afirma Hugo Kantis, Director de Prodem y autor del estudio.

Otros resultados del estudio

Se identificaron 183 iniciativas entre las herramientas y actividades de Corporate Venturing que están utilizando las corporaciones en América Latina, donde destacan la aceleración e incubación de startups en un 49,6%; las hackatones y acuerdos de colaboración entre emprendedores y corporaciones en un 38,1%; la inversión a través de fondos de riesgo corporativos en un 30,9% y la disposición de espacios de coworking en un 24,5%. “Hay empresas que utilizan varias herramientas de vinculación, como hay otras que tienen sólo una. Es importante señalar que las grandes empresas y las startups se están dando cuenta de que esto no es sólo un tema de imagen o marketing, pues del total de iniciativas sólo el 10% manifiesta hacerlo por responsabilidad social empresarial y sólo un 4% por posicionamiento de marca”, asegura Kantis.

Telefónica ha sido una de las empresas pioneras en Corporate Venturing, y a través de Wayra, su brazo de inversión corporativa, hoy tiene un portafolio activo global de 429 startups, 23 de ellas en Colombia. “Invertimos en startups con soluciones digitales innovadoras que puedan generar eficiencias internas para Telefónica o transformarse en nuevos productos”, aclara Johanna Harker de Wayra. “El beneficio es para ambas partes: Telefónica puede tener nuevos servicios y productos digitales o soluciones para su operación mientras los emprendedores pueden tener como aliada a una de las mayores compañías de telecomunicaciones del mundo”.

Si bien Colombia no tiene un gran número de iniciativas en el ranking, la comparación entre países debe hacerse bajo una óptica que considere ciertos factores. “Hay que tener en cuenta el grado de madurez del ecosistema. No es lo mismo evaluar un país que tiene óptimas condiciones económicas y políticas pro-emprendimiento e innovación, con otro que está en una fase de desarrollo más incipiente. Para que los programas tengan un mayor impacto, las corporaciones deben establecer objetivos claros y compromisos concretos. No se trata de lanzar un programa de este tipo sólo por estar al día con las tendencias de la industria sino de atender necesidades de la gran empresa y de los emprendedores”, afirma Hugo Kantis.

“Mientras más corporaciones se sumen a innovar de manera interna, a trabajar junto a startups en innovación abierta y a invertir en ellas, estarán potenciando no sólo un ecosistema, sino generando valor para sus clientes y, con ello, nuevas oportunidades de negocio. Hoy somos poco más de 150 empresas en Latinoamérica trabajando por esto, y ojalá en un próximo estudio esa cifra se multiplique”, concluye Johanna Harker.

La investigación apunta además a generar información que pueda servir de base para impulsar el Corporate Venturing en Latinoamérica. Si bien no existe una receta única, sugiere:

  1. Para el diseño del programa: definir objetivos claros en el trabajo con startups y tener en cuenta el grado de madurez del ecosistema.
  2. Saber escalar la operación: los niveles de compromiso de las empresas pueden ser graduales pero también deben ser crecientes a partir de la situación de partida.
  3. Alinear el trabajo con startups y la estrategia organizacional, estableciendo métricas sobre la gestión para poder evolucionar el programa.
  4. Actuar con autonomía operacional: una organización que trabaja con startups requiere de agilidad, flexibilidad y estilo emprendedor, algo de lo que, por definición, la corporación suele carecer.
  5. Crear mecanismos de enlace del programa a lo largo de la corporación para apalancar recursos organizacionales. Eso permite desarrollar una propuesta de valor beneficiosa para los emprendedores.
  6. Actuar proactivamente dentro del ecosistema para captar startups potentes y preparar a los emprendedores para trabajar con una gran empresa.

Toda la información sobre el reporte y sus principales conclusiones está disponible en el sitio www.corporateventuringlatam.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *