Abr 26, 2018   |   Por    |    Comunicación

Niñas y Mujeres en las TICS en Ecuador

La brecha de conectados y quienes permanecen offline se mantiene, cerca del 48% de la población de los más de 7 mil millones de personas en el mundo aún no se conectan a internet. Pero esta brecha aumenta mucho más cuando desde la perspectiva de género. A escala  mundial el 44,9% de las mujeres se conectan a internet versus el 50,9% de hombres (ITU 2017); Latinoamérica es la primera región en revertir por poco esta brecha (66.7% mujeres versus 65.1% hombres).

En cuanto a acceso según edad, el 70.6% de la población comprendida entre los 15 a 24 años (es decir el 15.9% de la población mundial) se encuentran conectados a la red.

Ecuatorianas e internet 

En Ecuador las mujeres comprenden más de la mitad de la población (8,6 millones) sin embargo solo el 51,6% tiene acceso a Internet (INEC 2017) cifra menor que el acceso de hombres, siguiendo la tendencia mundial.

Otro indicador interesante es el analfabetismo digital (desconocimiento de las nuevas tecnologías que impide que las personas puedan acceder a las posibilidades de interactuar con éstas) se ubica en el 12% en el caso de las mujeres, mientras este índice en hombres se coloca en el 8,9% (INEC 2017).

Escolaridad de niñas y TICs

A nivel mundial se establece que mientras a más temprana edad se relacione a las niñas con carreras de ciencias e ingeniería existe más posibilidad de que se desarrollen a futuro en ese campo. Lastimosamente, en el 2015, en Ecuador la materia llamada “computación”, que enseñaba de manera básica el uso del computador, ofimática y criterios de lógica y programación fue eliminada en la malla curricular desde el 8vo grado de educación general y niveles inferiores, según informó el Ministerio de Educación.

Del total de los 4,5 millones de estudiantes del año escolar 2016-2017 (Ministerio de Educación)  el 49,5% son niñas y chicas, que a través de esa materia tenían un primer acercamiento a la computación básica. Con esa reforma 1,3 millones de niñas, obligatorio para quienes estudian en planteles fiscales, no tendrían la materia específica, sino una aproximación en otras como lengua o ciencias, lo cual no permite abarcar el conocimiento básico para desenvolverse frente a un computador.

Cabe recalcar que existen 854 infocentros que el Ministerio de Telecomunicaciones implementados en el país para iniciar a personas en el uso del computador, y del total de  visitas que recibe el 49.70% son de mujeres (MINTEL 2013), esta se suma a otras iniciativas para apoyar la erradicación del analfabetismo digital e impulsar el desarrollo de competencias en las TICs.

Profesión y trabajo de mujeres en TICs

En la actualidad el 90% de los trabajos tienen algún componente tecnológico (ITU), por esta razón la formación tecnológica está considerada de gran importancia, en especial cuando se trata de la brecha de género.

En la Unión Europea el 57% de los quienes se gradúan en educación superior son mujeres, pero solo el 24,9% de ellos se gradúan en campos relacionados con las TIC, y muy pocos ingresan al sector (http://www.usuariosdigitales.org/2018/03/20/mujeres-la-digital/ )

En cuanto al tema laboral, por ejemplo en la Unión Europea apenas el 20% de las plazas de trabajo en las empresas líderes en tecnología se encuentran ocupadas por mujeres. En Ecuador de las 73.314 personas que trabajaban en las TICs (Rama de Actividad “J” de la CIIU 4.0 población con empleo 15 años y más, 2017) el 43% eran mujeres, es decir 31.265 personas; aunque se debe profundizar aún más en cuanto a las estadísticas que aporta el INEC sobre el tema.

Nuestras conclusiones

Aunque la Ley Orgánica de Telecomunicaciones en el Art. 89 señala: “El Estado promoverá la prestación del Servicio Universal para la reducción de las desigualdades y la accesibilidad de la población a los servicios y a las tecnologías de la información y las comunicaciones”, la brecha de acceso y de capacidades digitales por género persiste.

Vemos como un retroceso la eliminación, cuando se debió hacer un profundo cambio, de una materia que permitía acceso de escolares a capacidades básicas de relacionamiento con hardware, software y lógica de programación. Si bien es cierto que no era suficiente y con metodología desactualizada de los 90s, poco o nada se realiza en cuanto a una aproximación en otras materias, según consultas que nuestra organización ha hecho a profesores y alumnos.

Competencias que van desde la seguridad digital de los datos personales, el detectar noticias falsas, el hacer frente al ciberbullying, el trabajo digital colaborativo, el tener lógica y razonamiento de programación, entre otras deben complementar al conocimiento de hardware y software en la actualidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *