May 3, 2011   |   Por    |    Telecomunicaciones

Penetración de Internet en Ecuador 2010

El acceso a las nuevas tecnologías, sobre todo a la Internet es fundamental para lograr el desarrollo tan anhelado por el Ecuador. Según el último Reporte Anual de Estadísticas sobre Tecnologías de la Información y Comunicaciones presentado por el Ministerio de Telecomunicaciones (MINTEL) que recoge datos comparativos desde el año 2008, el uso de Internet en Ecuador se incrementó en 3,3 puntos, es decir que el 29% de ecuatorianos utilizaron Internet en el año 2010. 

Los datos fueron obtenidos en base a encuestas sobre Tecnologías de la Información y Comunicación TIC a hogares, realizada por el INEC en diciembre de 2010 y los datos de registros administrativos del MINTEL. 

Según los datos obtenidos, los ecuatorianos han mejorado en un promedio de 3 a 4 puntos en lo que respecta a equipamiento tecnológico, siendo la adquisición de celulares el sector más aventajado que pasó del 69.9% en 2008 al 80.1% en 2010. El acceso a Internet por su parte, tuvo una mejora significativa en relación con los años anteriores al 2010, ya que aumentó 4 puntos en un solo año, del 7.7% en 2009 al 11.8% en 2010. Puntos similares comparte la tendencia de computadores, que llegó al 27% el pasado, cuatro puntos más en comparación con el año 2009 con el 23.4%. Por otro lado se reduce la compra de equipos de sonido en casi 3 puntos, pasando de un 44.04% en  2008 a 41.9% en 2010. 

 

 

En el último año el acceso a Internet se incrementó en un 53%, y se accede principalmente por banda ancha, que pasó del 21.7% en 2008 al 57.4% para el 2010. El acceso vía módem tuvo un bajón representativo,  ya que para el 2008 el 44.0% de la población accedía a la red con este medio, para el 2010 se redujo al 33.1%. Otras formas de acceso como el Internet inalámbrico se mantienen aún con porcentajes reducidos en comparación con la banda ancha, pero eso no significa que el crecimiento no haya sido considerable, pasando de un 3.4% para el 2008, a un 7.6% en 2010. Cabría pensar, cómo evolucionará la conectividad con el lanzamiento de Internet a través de fibra óptica. 

 

 

 

Los datos a nivel nacional muestran cifras alentadoras con respecto a la conectividad, pero a nivel provincial eliminar la brecha digital parece ser una tarea aún pendiente. Así, la provincia que tiene más acceso a Internet es Pichincha con 30.8%, le sigue Azuay con el 16.6% y en tercer lugar Tungurahua con el 9.9%. En el último lugar se encuentra Bolívar con el 2.3% de acceso. 

A pesar de estos datos, el acceso por provincias tuvo un incremento considerable en tan solo un año, como es el caso de Pichincha que incrementó en 10 puntos, del 20.6% en 2009 al 30.8% en 2010. El mismo ejemplo, pero con menos magnitud es Bolívar que pasó del 13.6% al 16.6%; Los Ríos, del 0.9% en 2009 al 3.4% en 2010; o Chimborazo, del 1.7% en 2009 al 5.6 en 2010.  En otros casos, las cifras se mantuvieron casi estables, como el Guayas que aumentó un punto anual en conectividad, pasando del 6.4% en 2008, al 7.6% en 2009 y al 8.6 % en 2010. 

Sin embargo, que no exista aún un buen nivel de conectividad no significa que los hogares no tengan acceso a computadoras. Así, este último supera en más del 50% en algunos casos al acceso a Internet. Por ejemplo, en Azuay el 37.0% de la población tiene computadoras en el hogar aunque solo el 16.63% tenga acceso a la Internet. Lo mismo sucede con Imbabura que en equipamiento tiene 26.6% y en acceso tan solo el 7.8%. 

Pichincha se mantiene como la provincia con mayor crecimiento, llegando al 50.3%. Y al igual que en el caso del acceso a Internet, algunas provincias crecieron considerablemente de un año para el otro, como es el caso de Azuay que aumentó 4 puntos, El Oro con 7 puntos o Santo Domingo con 7 puntos. Y otras se mantuvieron con cifras similares como Guayas, Bolívar o Chimborazo. 

Sin duda el acceso a la telefonía móvil sigue siendo el gran ganador. El 80,1% de los hogares ecuatorianos posee celular, 10,2 puntos más de lo registrado en el 2008, en el que el porcentaje de tenencia era de 69,9%. Provincias como Pichincha llegan al 85.8%, Santo Domingo 84.9%, Guayas 84.6% y la cifra más baja Chimborazo con 62.0%, que aún así se puede considerar elevada. El acceso a líneas telefónicas sigue siendo un problema que se resuelve fácilmente con al adquisición de celulares. Así en Santa Elena donde apenas el 12.9%  tiene línea telefónica, el 82.2% tiene celular. 

 

 

Pero una cosa es acceder a Internet y otra hacer uso de la misma. En Pichincha el 46.9% de la población usa Internet, le sigue Azuay con 37.5% y en tercer lugar El Oro con 30.3%. En el último lugar se encuentra Santa Elena con 15.6 %. 

A pesar de estos datos, el uso de la Internet por provincias tuvo un incremento considerable en tan solo un año. Así, la misma provincia de Santa Elena que se ubica en último lugar, creció 6 puntos en comparación con el 2009, donde tenia el 9.9 %. Lo mismo ocurre con la Amazonía (tomada en su conjunto) que alcanzó el 20.3% en el año 2010, 5 puntos más en relación al 15.6% del año 2009. 

Mientras la mayoría de las provincias alcanzaron entre 4, 6 e incluso 8 puntos, la Provincia del Guayas se ha mantenido en un porcentaje estable, aumentando tan solo un punto en relación al año 2009. Es decir, pasó del 28.9% en 2009 al 29.7% en 2010. Lo mismo ocurre con otras provincias de la serranía ecuatoriana, como Bolívar que se ha mantenido con 19% o Chimborazo que  creció apenas 2 puntos. 

 

Aunque no es novedad, el quintil más pobre tiene menor capacidad para tener teléfonos celulares y usar Internet y el quintil más rico tiene mayores posibilidades. La fórmula es evidente, a mayor ingresos económicos en el hogar, mayor acceso a las nuevas tecnologías. Lo curioso es que, mientras el crecimiento es parejo de un año al otro en relación a la tendencia de celulares, el uso de Internet si denota cambios. Por ejemplo, mientras el quintil más pobre pasó del 19.5% en 2009 al 20.3% en 2010 en cuanto a la telefonía móvil, aumentó cuatro puntos en un año en relación a la Internet, así pasó del 9.7% en 2009 al 13.2% en 2010. 

 

Jóvenes, adultos, mujeres u hombres. ¿Quién tiene más acceso a Internet?

Al parece los jóvenes son quienes tienen más acceso a las TIC´s. Lo que no significa que el resto de la población no haya aumentado considerablemente el uso que hace de la tecnología. Si hablamos de la tenencia de celulares, el grupo etario comprendido entre los 25 y 34 años son quienes más accede a la telefonía móvil con el 68.2%. Le sigue con el 62.5% la población entre 35 y 44 años y con 57.9% – a penas un punto más con relación a adolescentes y jóvenes – el grupo comprendido entre 45 a 54 años. Los niños y los adultos mayores de 75 años se mantienen entre el 9 y 11 por ciento. 

En lo referente al uso de Internet, el escenario se modifica. Quienes más usan la red son los adolescentes y jóvenes entre 16 y 24 años con el 54.8%, seguidos del grupo entre 25 y 34 años con 36.5% y en tercer lugar –pero no menos importante- niños y niñas de 5 a 15 años con el 33.0%. Con valores menores al 21 por ciento se ubican los adultos ecuatorianos de 35 años en adelante. Este crecimiento en el uso de Internet por parte de niños, adolescentes y jóvenes mucho tiene que ver con la mayor penetración de Internet banda ancha en los hogares, donde se ha cambiado la televisión por la interacción de la red. 

En el caso de la tenencia de celulares el crecimiento ha sido paulatino año tras año desde el 2008, con un aumento entre 2  a 4 puntos. Sin embargo, en el uso de la Internet los cambios son más notorios. Los niños entre 5 y 15 años pasaron del 22.9% en 2008 al 33.0% en 2010; los jóvenes adultos entre 25 y 34 años pasaron del 32.9% en 2008 al 36.5% en 2010. Es interesante ver que, para el año 2009 se reduce en varios puntos el uso de Internet, logrando un repunte para el 2010, eso se debería entre otras cosas, a la llegada masiva y económica de netbooks y paquetes más económicos de servicio de Internet. 

Los adultos mayores prefieren usar teléfonos celulares llegando al 29.0% a diferencia del uso de Internet con apenas el 5.0%. A pesar de alcanzar porcentajes reducidos, el crecimiento ha sido sostenido desde el año 2008, así en el caso de la tendencia de celulares, pasaron del 19.7% en 2008 al 29.0%; en el caso de la Internet pasó del 2.4% en  2009 al 5.0% en 2010. 

 

Hombres y mujeres hacen uso de las TIC´s casi en igual porcentaje. En el caso de la tendencia de celular el crecimiento es paulatino desde el 2008. Aunque se puede observar una ligera diferencia entre los hombre con el 45.1% y mujeres con el 40.6% para el año 2010. En el uso de Internet los valores son más parejos, aunque se muestra que en el 2009 se redujo en un punto el uso. El crecimiento ha sido significativo tanto para ambos géneros. Los hombres pasaron del 26.6% en 2008 al 29.9% en 2010; mientras que las mujeres pasaron del 24.9% en 2008 al 28.2% en 2010. 

 

La penetración de Internet en el país ha crecido año tras año, pero es desde el 2008 que se evidencian verdaderos  cambios. Las cifras lo demuestran. Mientras en los años 2006 – 2007 la cifra aumentó de 1 a 2 puntos, para el 2008 y 2009 la cifra pasó del 9.49% al 14.65% y para el año 2010 esta creció al 21.17%. Lo mismo sucede con el número de usuarios de banca ancha que pasaron de 35.006 en  2008 a 2.458.509 en 2010. 

Varias provincias han logrado un crecimiento considerable en materia de acceso y uso de las TIC´s, mientras otras se han mantenido con cifras más bien estables que denotan un rezago tecnológico. Pichincha es la provincia con mayores niveles de acceso, aunque han surgido otras como Azuay, El Oro, Bolívar o Manabí. Aun quedaría pendiente conocer los niveles de conectividad en la región insular o el estado de la amazonía, ya que los datos de este último fueron generales. 

Sin duda las políticas gubernamentales han ayudado a mejorar el acceso a las TIC´s, pues es necesario equipar con tecnología a la población, pero a la vez se debe educar a la gente sobre el uso utilitario que hacen de ellas. Al menos, saber que 3 de cada 10 ecuatorianos ha ingresado al Internet en el 2010, y  más de la mitad de los usuarios lo hace de manera diaria para la educación y el aprendizaje (40% de los encuestados) o para obtener información (22,4%) o para comunicarse (27,2%), demuestra que vamos por buen camino.

 Andrea Salazar 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *